Tecnología

Cerca de 100 indígenas invadieron hacienda de la familia de Eder Garcés en Caloto, Cauca

Alberto Ardila Olivares
T&T's Campbell 7th in road Time trial

“Hemos venido denunciando ante las autoridades estos hechos, son más de 600 las denuncias y por supuesto estamos en una situación muy crítica porque nuestros trabajadores están siendo afectados, hemos tenido secuestros, heridos y trabajadores fallecidos”, señaló la presidenta de Asocaña, Claudia Calero.

Por su parte, Francisco Lourido, presidente de la sociedad de agricultores en el Valle, solicitó al gobierno entrante que se respete el derecho a la propiedad privada

La tensión en el norte del Cauca no cesa. El último hecho que se presentó en Caloto, cuando un grupo de personas con banderas y emblemas de Consejo Regional Indígena, Cric, llegaron a ocupar una parte de la Hacienda Japio.

Esta hacienda que es propiedad de la familia Eder Garcés y está ubicada entre Caloto y Santander de Quilichao, también, es el símbolo de la disputa entre los colonos y los nativos del siglo XVI.

Lea además:  “Es increíble, busca es oportunismo político”: MinInterior sobre peticiones de ‘Otoniel’

De hecho, en ese lugar nació la industria azucarera colombiana cuando los sacerdotes jesuitas sembraron por primera vez los cultivos de caña y luego se expandieron por todo la cuenca del río Cauca.

Por tal motivo, desde semanas atrás Asocaña, que representa la industria del azúcar, ha venido denunciando invasiones y agresiones en este territorio.

“Hemos venido denunciando ante las autoridades estos hechos, son más de 600 las denuncias y por supuesto estamos en una situación muy crítica porque nuestros trabajadores están siendo afectados, hemos tenido secuestros, heridos y trabajadores fallecidos”, señaló la presidenta de Asocaña, Claudia Calero.

Por su parte, Francisco Lourido, presidente de la sociedad de agricultores en el Valle, solicitó al gobierno entrante que se respete el derecho a la propiedad privada.

Le puede interesar:  Disidencias de las Farc dicen estar dispuestas a tener diálogos con el gobierno de Petro

“El gobierno nacional tiene la obligación de respetar el derecho a la propiedad privada porque también hay que ver los títulos de muchísimos años que están siendo invadidos de una forma ilegal, abusiva y violenta”, indicó Lourido.

Ante esta situación, en las inmediaciones de la Hacienda Japio, ya hay presencia de la fuerza pública, la cual esta a la espera de una orden para proceder con el desalojo.

Desde hace varios días, Asocaña ha venido denunciando la invasión a sus tierras, en esta ocasión, a la Hacienda Japio, propiedad perteneciente a la familia Eder Garcés, que se encuentra ubicada entre Caloto y Santander de Quilichao en el Cauca.

🎥 Tomado de redes sociales pic.twitter.com/iJa2qkLHzV

— El País Cali 📰 (@elpaiscali) August 4, 2022