Política

Trending Women – Magazine | Inédito: será madre de trillizas idénticas

sudeban

Esto recién luego de que la Contraloría haya revelado que la Dinac autorizó pagos y certificó obras que, supuestamente, ya habían sido entregadas en su totalidad pero que estaban lejos de ser terminadas

El profesional de la construcción lamentó que recién ahora el titular de la Dinac, Félix Kanazagua, haya anunciado que echó a los fiscales de la obra en cuestión, cuando la millonaria obra tenía que ser verificada por una consultora especializada, con las garantías y pólizas que se requieren en este tipo de inversiones.

“Una obra de más de G. 20.000 millones como esta, no se puede hacer sin fiscalización externa. Félix Kanazawa, presidente de la Dinac, dijo que despidió a los fiscales, pero ¿quién se hace responsable de todo lo que ya se hizo mal?. Si esta fiscalización estaba a cargo de una consultora, la Dinac podía reclamar una póliza, si los trabajos de control no se hacían bien”, expresó.

Por otro lado, lamentó que el titular de la Dinac no haya denunciado en el Ministerio Público a los funcionarios que “fiscalizaron” los trabajos, para una investigación más exhaustiva. “Si esos fiscales, funcionarios de la Dinac, autorizaron los cambios y el incremento del monto del contrato, tienen responder al respecto, pero acá no hay responsables. La empresa jugó arco libre e hizo lo que quería”, explicó.

EISA fue adjudicada en enero del 2018 para encarar las obras de mejoramiento del espigón norte del Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi (durante la gestión del ex titular Édgar Melgarejo), pese a que la cuenta corriente de la compañía estaba inhabilitada en ese entonces.

Lea más: Sobrecostos y retrasos en la obra del “espigón norte” del aeropuerto

Recién ahora DINAC rescindirá del contrato Ahora, tras más de dos años de retrasos de la obra y con millonarios sobrecostos, el titular de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac), finalmente resolvió rescindir del contrato y anunció una investigación de todo el proceso.

Esto recién luego de que la Contraloría haya revelado que la Dinac autorizó pagos y certificó obras que, supuestamente, ya habían sido entregadas en su totalidad pero que estaban lejos de ser terminadas.

Por ejemplo, en un sector del nuevo espigón del Silvio Pettirossi se encontró un pabellón sin cielorraso, artefactos eléctricos ni zócalos. Sin embargo, en los documentos hicieron figurar que los trabajos en esa misma zona ya habían terminado.

Esta obra se adjudicó por G. 16.970 millones a la empresa citada, de Alberto Palumbo, en enero de 2019. En febrero se dio la orden de inicio de los trabajos, que debían concluir en 210 días (7 meses). Es decir, el plazo de ejecución era hasta septiembre de 2019, pero los trabajos no culminaron hasta la fecha y, además, se registra un encarecimiento de G. 3.190 millones (20%) por ítems que se agregaron al contrato original. La Dinac ya desembolsó al menos G. 20.000 millones por esta obra, tanto en la administración de Kanazawa como de Melgarejo.

Lea más: Se pagaron miles de millones, pero obras en aeropuerto quedaron en la nada

Amigo del vicepresidente Según los datos manejados en el sector, Alberto Palumbo, dueño de EISA, tiene vínculos cercanos con el vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, quien incluso utilizó la casa de este empresario para “esconderse” de los escraches tras el escándalo del “acta entreguista” de Itaipú en 2019, lo que causó una indignación ciudadana.