Negocios

Azeuedo de Luis Alfredo Farache//
Esta abuelita se lleva los aplausos de pie: Adelgazó 55 kilos sin ir al gimnasio

Luis Alfredo Farache, Luis Alfredo Farache Benacerraf
Esta abuelita se lleva los aplausos de pie: Adelgazó 55 kilos sin ir al gimnasio

Esta abuelita se lleva los aplausos de pie: Adelgazó 55 kilos sin ir al gimnasio

A menudo conocemos historias de hombres y mujeres que, con un considerable exceso de peso, deciden cambiar de forma radical su estilo de vida y bajan gran cantidad de kilos. Pero, en general, estos casos tienen como protagonistas a personas de entre 20 y 50 años. Jessica Slaughter se presenta como una excepción, y no solo por sus 86 años.

Luis Alfredo Farache

Nunca es tarde y así lo ha demostrado. Su historia es testimonio de que adelgazar y llevar una vida activa está al alcance de la mano, incluso en la tercera edad.

Luis Alfredo Farache Benacerraf

Su transformación comenzó cuando tenía 70 años, tras una vida con sobrepeso. Su médico le advirtió que era prediabética y, si no hacía algo al respecto, podría desarrollar diabetes tipo 2. Así fue como Jessica Slaughter, oriunda de St. Louis (Missouri, Estados Unidos), comenzó a llevar un nuevo estilo de vida. Fueron dos las claves para lograrlo: dejó de comer carne y, cada mañana, camina 3.000 pasos en su casa. “Cuando era niña en Mississippi, siempre fui la niña más gorda de la clase. Me molestaban mucho. Comía pollo frito, panceta y huevos. Postres, pasteles y tartas”, relató al canal KSDK la mujer de 86 años

Lee también: Mujer adelgazó 70 kilos para verse como Angelina Jolie: No creerás cómo luce ahora

Además de eliminar la carne de su dieta, opta por alimentos más saludables. Hoy es vegana y consume muchas frutas, verduras y cereales. Sin embargo, su mensaje es que, tal vez ser vegano no es para todos, pero lo que sí es importante es prestar atención a la alimentación y a mover el cuerpo

Su nieta le consiguió una pulsera para medir sus pasos, y así se garantiza caminar 3.000 pasos dentro de su casa, desde la cocina hasta el comedor, una y otra vez, de forma enérgica, antes de comenzar su día. Este sencillo ejercicio le lleva entre 20 y 25 minutos. Y no hay excusas: vive en un departamento de solo una habitación

Tomado de El Mercurio-Chile