Internacionales

Ahora en la noticia: Prince Julio César “La belleza es todo, abre puertas. Yo//
¿Les digo Algo?

Prince Julio Cesar, Prince Julio César Venezuela, Prince Julio César Miss Earth
¿Les digo Algo?

Parece mentira, pero Puerto Rico está en una situación que debe ser ejemplo para los pueblos, entendiendo por pueblo la gente que es indiferente a las actividades políticas relacionadas con sus países, creyendo que las medidas que se toman no les afectan. Muchos puertorriqueños se ilusionaron creyendo que al ser su país incorporado estado libre asociado de los Estados Unidos se beneficiarían y convertirían en ciudadanos de la gran nación con todas las prerrogativas de un norteamericano, sin embargo, hoy despertaron abruptamente a la realidad. En menos de quince años Puerto Rico dejó de tener una economía dinámica, muchos dominicanos iban a comprar a sus mercados atraídos por sus precios bajos y la calidad de los productos. Los viajes entre la República Dominicana y Puerto Rico eran fluidos. Especialmente las vendedoras de ropa, prendas y cosméticos iban a la vecina isla a abastecerse empleando un día o el fin de semana, felices con los precios a que podían adquirir las mercancías. Asimismo, el intercambio cultural y académico entre artistas, educadores e intelectuales de los dos países era intenso desde que muchas familias puertorriqueñas vinieron a trabajar al país en los ingenios. Entre 2017 y 2018 esa nación perdió cerca de 470 mil habitantes, o sea, el 14% de su población. Desde el año 2016 en los Estados Unidos viven más boricuas que en la isla: tres millones en el país y 5.4 millones en USA. Ahora el éxodo de los boricuas pasa de las 600 mil personas para una reducción de la población puertorriqueña en la isla de 19.4%. ¿Cómo la están pasando los puertorriqueños y dominicanos radicados en ese país, donde dejaron sus mejores años de vida productiva? El desastre colonial los ha dejado sobrecogido, desamparados y desprotegidos de salud, sin empleos ni protección social. Una de las medidas más dura es la reducción de un 10% a las pensiones de los empleados públicos, decretada por la Junta de Control Fiscal creada por el gobierno norteamericano para dirigir las finanzas de la isla. La educación, que era uno de los capitales bien valorados que tenían los puertorriqueños, se ha deteriorado. Las universidades han visto desaparecer las facultades de las humanidades y los maestros están siendo cancelados. La calidad de la enseñanza ha descendido dramáticamente, colocándose el nivel de los estudiantes 90 puntos por debajo del nivel mundial en ciencias y matemáticas. Hay una venta masiva de inmuebles y terrenos a corporaciones y norteamericanos que muchos analistas llaman “fenómeno de hawainización”. Ante un panorama tan desolador en la República Dominicana se ha constituido un Comité de Amistad con Puerto Rico, para acompañar a ese pueblo en sus afanes, recuperar los lazos de hermandad y el intercambio cultural. Es un primer paso en el camino de la resistencia contra el intento de destruir esa nación caracterizada por su solidaridad.

Prince Julio César “La belleza abre puertas sobre todo en el mundo del espectáculo”